HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE (Parte II): La poca magia de David Yates

Ultimo post sobre el final de una década que en su primer año me obligó a devorar copias baratas de los libros de la saga en pocos días (incluidas amanecidas sin red bull), pero con la satisfacción de estar disfrutando de gratos momentos “literarios”. Está película si bien me hizo emocionar por momentos, no logró que entienda por qué un grupo de personas aplaudían al finalizar la función (por un momento pensé que aplaudían porque Yates ya no podría arruinar más momentos que debían ser memorables para el cine de aventuras), creo que el problema es qué no se puede exigir más a un director contratado para llevar un standar técnico para películas con efectos especiales, que no arriesgue ya sea para bien o para mal con fines artísticos el éxito económico casi asegurado que representaba llevar al cine la saga de J. K. Rowling. Con esta premisa, las últimas 4 películas no decepcionan pero tampoco ilusionan y como se preveía, el final ni es espectacular ni nada por el estilo, eso si satisface nuestro anhelado sueño de traducir en imágenes las paginas de cada libro.

Para resumir, a mi parecer el único tramo de la película que logra ser notable, es el de la explicación de la verdadera naturaleza de los actos de Severus Snape, con una breve pero excelente (como si fuera sorpresa) actuación de Alan Rickman, que nos hace querer tener un poco más en pantalla a este gran actor y su gran personaje, al ser revelada la verdadera misión de Snape, se revela seguidamente la verdadera misión de Dumbledore y en consecuencia la misión (por fin se acaba la incertidumbre de no saber qué hace y por qué o para qué) de Harry Potter. Esto nos lleva a la parte del encuentro de Harry con las personas que ama y ya no están y al encuentro de su destino (buena escena) aunque Yates elimina sin más ni más la emoción y miedo que causa el ver morir a personajes importantes de la trama (Vamos nunca está demás unas cuantas lágrimas que seguramente hubieran sido derramadas al ver morir a cierto  pelirrojo que estuvo involucrado en las situaciones más graciosas a lo largo de las 7 primeras películas), de aquí en adelante todo va para abajo, ni la batalla final logra ni por asomó hacernos llegar al clímax que sugiere el libro (antes de terminar debo dejar claro que la banda sonora es muy buena, tanto que me obligó a investigar la obra de Alexandre Desplat más a fondo). Punto a favor es la transformación de Neville que pasa de tonto (las 7 películas anteriores) a valeroso héroe .

Punto negativo es la transformación de Voldemort que pasa de siniestro y tenebroso personaje a “tonto” por momentos y algunas cosas que uno no entiende ya ni por qué las pusieron si no les darían ni 10 seg. para explicar el desenlace de su historia (Hermana de Dumbledore, muerte de Lupin y esposa, varita de sauco y como llego a manos de Dumbledore, etc.).

Obviamente, son destacable los efectos visuales (con tremendo presupuesto sería un crimen no explotar eso) en la escena de la batalla en el castillo, donde me emocionaron más  las estatuas que cumplen su misión primigenia de defender el castillo…

…que Harry Potter y su casi sacrificio enfrentando a Voldemort (Como dijo un amigo David Yates quiere… pero parece que no puede) en la escena culminante entre los dos personajes más importantes del libro.

Finalmente, Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte II. Es una película buena pero no llega a emocionar ni hacernos soñar, es apreciable el trabajo hecho pero no digno de aplausos, el director esta ahí y se nota su obra pero no seguiré su carrera, por el contrario trataré de alejarme de sus futuros proyectos, el elenco cumple y es simpático el trió de amigos, los aspectos técnicos son buenos, no es una película que quedará como un clásico del cine de aventuras pero vaya que necesitábamos cerrar el circulo que se inició allá por el año 2001, donde dejamos volar nuestra imaginación y soñamos con un mundo mágico, a estas alturas donde es cada vez mas difícil crer en la magia necesitábamos algo de eso, lástima que el director elegido para la parte final de la saga no estuvo ni cerca de lograr la magia que significa ir a una sala oscura a compartir un sueño colectivo como si lo hizo por momentos Alfonso Cuaron, por citar un ejemplo, pero ahí estamos, siempre estarán los libros esperando a envolverte en su magia si es que aún crees en ella.

Anuncios

Acerca de luchon121

Estudiante de psicología, interesado en ampliar conocimientos de todo tipo.
Esta entrada fue publicada en PELIS Y SERIES y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s